Este verano, toca vacaciones por España

Este verano, toca vacaciones por España

Publicado por

Termina el estado de alarma decretado por la pandemia del coronavirus y ya podremos movernos por todo el territorio nacional. Hablamos de un verano atípico y unas vacaciones diferentes a las que habrá que adaptarse y a las que muchos españoles incluso tendrán que renunciar.

Aproximadamente el 28% de los españoles tiene pensado irse de vacaciones este verano y sobre un 6% de ellos lo harán al extranjero. El turismo nacional pinta como la mejor opción para evitar riesgos en mitad de la pandemia y ni que decir tienes que es la mejor forma de ayudar a revitalizar la economía del país tras el duro golpe sufrido por la crisis de la Covid-19.

Si tienes pensado hacer turismo por España, aquí tienes 17 preciosos pueblos , uno de cada comunidad autónoma, en los que disfrutar de unas vacaciones únicas. Y es que la pandemia es también una oportunidad para conocer rincones ideales que tenemos muy cerca y que nunca nos habíamos animado a visitar.

Arcos de la Frontera (Andalucía)

Este pequeño municipio gaditano destaca por el color blanco de sus casas encaladas, que se levantan en una peña cortada sobre el río Guadalete. Cuenta con miradores impresionantes y un precioso casco histórico de calles empedradas declarado Bien de Interés Cultural. (Foto: Getty Images).
Este pequeño municipio gaditano destaca por el color blanco de sus casas encaladas, que se levantan en una peña cortada sobre el río Guadalete. Cuenta con miradores impresionantes y un precioso casco histórico de calles empedradas declarado Bien de Interés Cultural.
(Foto: Getty Images).

Albarracín (Aragón)

La catedral del Salvador, sus murallas, sus caseríos de colores rojizos o su casco antiguo de calles sinuosas hacen de esta localidad turolense un lugar ideal para perderse. Si te encanta la naturaleza también puedes descubrir las Frías de Albarracín, donde nace el río Tajo. (Foto: Getty Images).
La catedral del Salvador, sus murallas, sus caseríos de colores rojizos o su casco antiguo de calles sinuosas hacen de esta localidad turolense un lugar ideal para perderse. Si te encanta la naturaleza también puedes descubrir las Frías de Albarracín, donde nace el río Tajo. (Foto: Getty Images).

– Relacionado: Cuidemos el medioambiente, pelis y documentales para concienciar a niños y no tan niños



Cudillero (Asturias)

Las coloridas casas de Cudillero se encaraman por la ladera que baja de la montaña a la costa. Se trata de un pueblo marinero con una exquisita gastronomía y monumentos como la iglesia de San Pedro. Merece la pena perderse en sus callejuelas estrechas y contemplar unas vistas únicas desde sus miradores.(Foto: Getty Images).
Las coloridas casas de Cudillero se encaraman por la ladera que baja de la montaña a la costa. Se trata de un pueblo marinero con una exquisita gastronomía y monumentos como la iglesia de San Pedro. Merece la pena perderse en sus callejuelas estrechas y contemplar unas vistas únicas desde sus miradores. (Foto: Getty Images).

Deià (Baleares)

En el corazón de la Serra de Tramuntana se encuentra uno de los pueblos más pintorescos de la isla de Mallorca. Deià está rodeado de paisajes espectaculares con peñas verdes, pinos, encinas y olivos, aunque la mejor forma de descubrirlo es pasear por sus empinadísimas calles. (Foto: Getty Images).
En el corazón de la Serra de Tramuntana se encuentra uno de los pueblos más pintorescos de la isla de Mallorca. Deià está rodeado de paisajes espectaculares con peñas verdes, pinos, encinas y olivos, aunque la mejor forma de descubrirlo es pasear por sus empinadísimas calles. (Foto: Getty Images).

Garachico (Canarias)

En 1706 una erupción volcánica destruyó el puerto de Garachico, pero este pequeño pueblo supo sobreponerse y aquella desgracia sirvió para que se conservara tan bien. Hoy es uno de los rincones más mágicos y pintorescos de la isla de Tenerife. Está lleno de colorido, cuenta con calles estrechas y empinadas y es obligatorio darse un baño en sus piscinas de rocas. (Foto: Getty Images).
En 1706 una erupción volcánica destruyó el puerto de Garachico, pero este pequeño pueblo supo sobreponerse y aquella desgracia sirvió para que se conservara tan bien. Hoy es uno de los rincones más mágicos y pintorescos de la isla de Tenerife. Está lleno de colorido, cuenta con calles estrechas y empinadas y es obligatorio darse un baño en sus piscinas de rocas. (Foto: Getty Images).

Santillana del Mar (Cantabria)

Esta localidad cántabra es una de las villas medievales mejor conservadas de España. Paseando por sus calles empedradas descubrirás casas y palacios del siglo XVIII y la colegiata de Santa Juliana, su principal monumento. También es obligatorio hacer una parada en su Plaza Mayor. (Foto: Getty Images).
Esta localidad cántabra es una de las villas medievales mejor conservadas de España. Paseando por sus calles empedradas descubrirás casas y palacios del siglo XVIII y la colegiata de Santa Juliana, su principal monumento. También es obligatorio hacer una parada en su Plaza Mayor. (Foto: Getty Images).

– Relacionado: Estrés? 12 libros para no caer en el malestar



Covarrubias (Castilla y León)

Declarada Conjunto Histórico-Artístico Nacional, esta villa burgalesa tiene monumentos como el Torreón de Doña Urraca, la ex-Colegiata de San Cosme y San Damián o su muralla, remodelada entre los siglos X y XIII. Sus casas conservan además el típico estilo arquitectónico castellano. Si viajas a Covarrubias también puedes conocer el el Monasterio de Santo Domingo de Silos, que se encuentra a solo unos kilómetros. (Foto: Getty Images).
Declarada Conjunto Histórico-Artístico Nacional, esta villa burgalesa tiene monumentos como el Torreón de Doña Urraca, la ex-Colegiata de San Cosme y San Damián o su muralla, remodelada entre los siglos X y XIII. Sus casas conservan además el típico estilo arquitectónico castellano. Si viajas a Covarrubias también puedes conocer el el Monasterio de Santo Domingo de Silos, que se encuentra a solo unos kilómetros. (Foto: Getty Images).

Alcalá del Júcar (Castilla-La Mancha)

Este pueblo albaceteño se encuentra encaramado en una roca que forma la hoz del río Júcar. Está coronado por un castillo árabe, cuenta con hermosas calles adoquinadas, un puente romano y una red de cuevas que esconden muchas leyendas. Además, también es ideal para hacer deportes de aventura.(Foto: Getty Images).
Este pueblo albaceteño se encuentra encaramado en una roca que forma la hoz del río Júcar. Está coronado por un castillo árabe, cuenta con hermosas calles adoquinadas, un puente romano y una red de cuevas que esconden muchas leyendas. Además, también es ideal para hacer deportes de aventura.(Foto: Getty Images).

Cadaqués (Cataluña)

Situado en el Alto Ampurdán, en el Cabo de Creus, este pueblo gerundense es uno de los más turísticos y pintorescos de Cataluña. De ambiente marinero, destaca por sus casas blancas colocadas frente a sus pequeñas calas y por sus calles estrechas y empinadas. (Foto: Getty Images).
Situado en el Alto Ampurdán, en el Cabo de Creus, este pueblo gerundense es uno de los más turísticos y pintorescos de Cataluña. De ambiente marinero, destaca por sus casas blancas colocadas frente a sus pequeñas calas y por sus calles estrechas y empinadas.
(Foto: Getty Images).

Trujillo (Extremadura)

Considerado Bien de Interés Cultural, este pueblo de Cáceres rezuma historia por todos sus rincones. Está dominado por una alcazaba árabe y rodeado de murallas que guardan un laberinto de calles estrechas y empedradas. Es imprescindible conocer su Plaza Mayor. (Foto: Getty Images).
Considerado Bien de Interés Cultural, este pueblo de Cáceres rezuma historia por todos sus rincones. Está dominado por una alcazaba árabe y rodeado de murallas que guardan un laberinto de calles estrechas y empedradas. Es imprescindible conocer su Plaza Mayor.
(Foto: Getty Images).

Combarro (Galicia)

Las calles de este municipio pontevedrés, declarado Bien de Interés Cultural, desembocan directamente en el mar. Junto a la ría tiene alineados 30 hórreos, construcciones típicas de Galicia que servían para guardar los alimentos. (Foto: Getty Images).
Las calles de este municipio pontevedrés, declarado Bien de Interés Cultural, desembocan directamente en el mar. Junto a la ría tiene alineados 30 hórreos, construcciones típicas de Galicia que servían para guardar los alimentos. (Foto: Getty Images).

Chinchón (Comunidad de Madrid)

A menos de 50 kilómetros de la capital se encuentra este pueblo que destaca por su pintoresca plaza rodeada de edificios barrocos de tres plantas con balcones de madera. Fue corral de comedias y coliseo taurino y ahora es un lugar ideal para disfrutar de una comida. Otros de los monumentos de Chinchón son el monasterio de los Agustinos, la Casa de la Cadena y la Torre del Reloj. (Foto: Getty Images).
A menos de 50 kilómetros de la capital se encuentra este pueblo que destaca por su pintoresca plaza rodeada de edificios barrocos de tres plantas con balcones de madera. Fue corral de comedias y coliseo taurino y ahora es un lugar ideal para disfrutar de una comida. Otros de los monumentos de Chinchón son el monasterio de los Agustinos, la Casa de la Cadena y la Torre del Reloj. (Foto: Getty Images).

– Relacionado: Hasta cuando el teletrabajo. Volver de la mejor manera



Cehegín (Región de Murcia)

El casco antiguo de esta localidad murciana está declarado Conjunto Histórico y es uno de los mejor conservados de la región. Sus callejuelas estrechas esconden palacetes de los siglos XVII, XVIII y XIX como el de la Tercia o el de los Fajardo. Otro de los motivos para visitar Cehegín es su increíble entorno natural. (Foto: Getty Images).
El casco antiguo de esta localidad murciana está declarado Conjunto Histórico y es uno de los mejor conservados de la región. Sus callejuelas estrechas esconden palacetes de los siglos XVII, XVIII y XIX como el de la Tercia o el de los Fajardo. Otro de los motivos para visitar Cehegín es su increíble entorno natural. (Foto: Getty Images).

Olite (Navarra)

Este pueblo navarro es conocido principalmente por su impresionante Palacio Real, uno de los castillos más bonitos de España, aunque paseando por sus calles descubrirás muchos otros monumentos y rincones con encanto. (Foto: Getty Images).
Este pueblo navarro es conocido principalmente por su impresionante Palacio Real, uno de los castillos más bonitos de España, aunque paseando por sus calles descubrirás muchos otros monumentos y rincones con encanto. (Foto: Getty Images).

Hondarribia (País Vasco)

En la bahía de Txingudi, junto a la desembocadura del río Bidasoa, se encuentra este pueblo guipuzcuano que destaca por su impresionante casco antiguo con calles adoquinadas y sus coloridos balcones. Además, también destaca por su increíble gastronomía. (Foto: Getty Images).
En la bahía de Txingudi, junto a la desembocadura del río Bidasoa, se encuentra este pueblo guipuzcuano que destaca por su impresionante casco antiguo con calles adoquinadas y sus coloridos balcones. Además, también destaca por su increíble gastronomía. (Foto: Getty Images).

Briones (La Rioja)

Esta localidad riojana se levanta en la ladera de una montaña por cuyo otro lado transcurre el río Ebro. Se trata de una villa medieval declarada Conjunto Histórico Artístico en la que destaca su impresionante plaza con la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. (Foto: Getty Images).
Esta localidad riojana se levanta en la ladera de una montaña por cuyo otro lado transcurre el río Ebro. Se trata de una villa medieval declarada Conjunto Histórico Artístico en la que destaca su impresionante plaza con la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. (Foto: Getty Images).

Morella (Comunidad Valenciana)

Rodeada por una impresionante muralla de 16 torres y coronada por un castillo situado a más de 1.000 metros de altura, esta localidad castellonense resulta imponente. Paseando por sus calles de trazado medieval descubrirás otros monumentos como la iglesia de Santa María la Mayor o el convento de Sant Francesc. (Foto: Getty Images).
Rodeada por una impresionante muralla de 16 torres y coronada por un castillo situado a más de 1.000 metros de altura, esta localidad castellonense resulta imponente. Paseando por sus calles de trazado medieval descubrirás otros monumentos como la iglesia de Santa María la Mayor o el convento de Sant Francesc. (Foto: Getty Images).

“Uno cree que va a hacer un viaje pero enseguida

es el viaje el que lo hace a él”

Nicolas Bouvier (Gran viajero y fotógrafo suizo)

Deja un comentario