Hacer con éxito la declaración de la Renta

Hacer con éxito la declaración de la Renta

Publicado por

La campaña en marcha desde el pasado miércoles 1 de abril y hasta el 30 de junio, espera que en este año tan especial, dado el estado de alarma en España por el coronavirus, se apueste más por el uso de las herramientas digitales. Todo un reto atender a los contribuyentes de forma presencial si continúan las restricciones. Aún así Hacienda mantiene el calendario, ante lo que los expertos aconsejan revisar a conciencia el borrador y aplicar todas las deducciones a las que se tiene derecho, lo que puede marcar la diferencia en el resultado de la declaración.

# Confirmación del borrador

Antes de confirmar el borrador hay que comprobar y verificar todos los datos. Se trata de una propuesta de declaración que se calcula con los datos fiscales de los que dispone Hacienda, y cabe la posibilidad de que pueda contener errores u omisiones. Es clave confirmar los datos personales si ha habido cambios en el estado civil o se ha adoptado o tenido un hijo durante el ejercicio fiscal.

No solo sobre los datos personales y familiares, hay que poner especial atención sobre la información de la titularidad de los inmuebles, que como novedad este año deben consignarse en un único apartado. Y no hay que olvidarse de declarar los alquileres turísticos.

Importante también son las deducciones fiscales. Existen 225 deducciones autonómicas, algunas compatibles con las estatales, que pueden reducir la cuota líquida, es decir, lo que finalmente se debe pagar en el IRPF. Las hay por compra de vivienda, por alquiler, por donaciones o por maternidad, entre otras.

#Vivienda habitual

Nada más se pueden desgravar por la vivienda habitual aquellos contribuyentes que la compraron antes del 1 de enero de 2013. Lo podrán hacer por el 15% de las cantidades satisfechas para la adquisición, rehabilitación o construcción sobre un máximo de 9.040 euros anuales. La deducción por alquiler se mantiene vigente para los contratos firmados antes del 1 de enero de 2015. Así, los inquilinos con contratos anteriores a esa fecha pueden seguir deduciéndose el 10,05% de las cuotas en el periodo impositivo por el alquiler de su vivienda habitual, siempre que su base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

Hacienda destaca que en esta campaña se debe revisar el aumento de hasta 1.000 euros adicionales del importe de la deducción por maternidad (1.200 euros anuales o 100 euros al mes si se solicita anticipadamente), cuando el contribuyente tenga gastos en guarderías o centros de educación infantil de sus hijos menores de tres años.

# Familia monoparental

Por otro lado también existe la deducción de 1.200 euros anuales para familia monoparental con dos hijos y por ascendiente, descendiente con discapacidad siempre que no tenga rentas, excluidas las exentas, superiores a los 8.000 euros anuales.

En caso de familias numerosas se podrán deducir 600 euros extra por cada hijo adicional desde que se considera familia numerosa.

# Planes de pensiones

En cuanto a las aportaciones a planes de pensiones desgravan sobre la base imponible del IRPF hasta 8.000 euros o el 30% de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas del contribuyente. Además, también se pueden reducir en la base imponible las aportaciones a planes de pensiones del cónyuge del contribuyente cuando este no perciba rendimientos del trabajo o de actividades económicas, o sean inferiores a 8.000 euros al año. En este caso, el límite deducible por la aportación es 2.500 euros.

El ahorro fiscal de estas aportaciones oscila entre un mínimo del 19% hasta un máximo del 45% de la inversión realizada, superior incluso en algunas comunidades autónomas.

Otra cosa a tener en cuenta al preparar la declaración es la posibilidad de compensar rentas del ahorro. Eso permitirá que solo se paguen impuestos por los beneficios netos de las inversiones efectuadas, compensando las ganancias con las pérdidas. El dinero que se pierda con una inversión se restará a lo que se gane y solo se tributará por la diferencia entre ambas cantidades (el neto) si es positivo, es decir, si hay más ganancias que perdidas.

# Plusvalías

En el caso de las plusvalías obtenidas en 2019, «un buen año para la inversión», podrán rebajarse hasta en un 25% con las pérdidas sufridas, ya sea en ese año o en los tres ejercicios anteriores, siempre que hayan quedado de entonces minusvalías pendientes de compensación. Y esta fórmula podrá emplearse con independencia del origen de las ganancias o las pérdidas, ya sea por la venta de un inmueble y de una inversión en fondos, consideradas ganancias patrimoniales, o de depósitos o títulos de deuda, rendimientos del capital. El saldo neto tributará al 19% para los primeros 6.000 euros, al 21% para los 44.000 euros siguientes de plusvalía y al 23% para lo que exceda de 50.000 euros.

# Ventajas de Renta conjunta

Aunque cada caso es único (en función de las circunstancias personales y económicas), esta modalidad es interesante para:

  • El caso de matrimonios en los que un miembro no recibe ingresos o si los recibe son muy bajos (menos de 3.400 euros anuales).  En las declaraciones conjuntas de unidades familiares integradas por un matrimonio con o sin  hijos, Hacienda contempla una reducción de la base imponible de 3.400 euros anuales.
  • Las familias monoparentales cuando los hijos no perciben rentas.
  • En las declaraciones conjuntas de unidades familiares integradas por un matrimonio con hijos, Hacienda contempla una reducción de la base imponible de 3.400 euros anuales.
  • En las parejas de hechosolo uno de sus miembros (padre o madre) puede formar unidad familiar con los hijos (menores o dependientes) y, en consecuencia, optar por la tributación conjunta, y el otro miembro de la pareja debe declarar de forma individual. El mismo criterio es aplicable en los casos de separación o divorcio con guardia y custodia compartida.
  • A las parejas de hecho con hijos o  las familias monoparentales se les aplica una reducción de la base imponible de 2.150 euros anuales, que sumada al mínimo personal da un total: 7.700 euros.
  • Otra ventaja de la declaración conjunta es que se podrán compensar pérdidas patrimoniales con ganancias de forma conjunta.
  • Los límites máximos de las reducciones en la base imponible por aportaciones a sistemas de previsión social, incluidos los constituidos a favor de personas con discapacidad, a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad y a la Mutualidad de previsión social de deportistas profesionales serán aplicados individualmente por cada partícipe (aportante, mutualista o asegurado) integrado en la unidad familiar que tenga derecho a cualquiera de estas reducciones.

# Desventajas de Renta conjunta

  • En cualquiera de las modalidades de unidad familiar el mínimo personal aplicable en la declaración conjunta será de 5.550 euros anualescon independencia del número de miembros integrados en la misma. Y también se mantienen los límites para saber si estás o no obligado a presentar la declaración, serán los mismos 22.000 euros para rentas de un solo pagador tanto si se hace de forma individual como conjunta. Así, si un matrimonio optara por la declaración conjunta, el mínimo personal sería el mismo (5.550 euros), con una reducción de la base imponible de 3.400 euros anuales. Total: 8.950 euros. Mientras que haciéndolo por separado, la reducción es de 11.100 euros.

Como desventaja de esta modalidad, recordar que Hacienda puede decidir compensar con arreglo a la norma las partidas negativas de períodos anteriores no compensadas por los contribuyentes que forman la unidad familiar con independencia de que provengan de una declaración anterior individual o conjunta.

# Ventajas de hacerla individual

  • A la hora de tributar de forma individual conviene tener en cuenta que habrá que separar e individualizar las rentas de cada miembro de la pareja, lo que implica no sólo los rendimientos por trabajo o actividades económicas, algo relativamente sencillo porque se atribuyen a quien los ha generado, sino también el resto del patrimonio: pensiones de viudedad, planes de pensiones, seguros, cuentas corrientes, inversiones…. De estos algunos son fáciles de identificar, porque corresponden a la persona beneficiaria, pero en el caso de los beneficios obtenidos por el rendimiento de los bienes privados cada cónyuge se quedará con las que estén a su nombre y los de capital se imputarán al 50% para cada uno de ellos.
  • Así, volviendo al caso de un matrimonio en el que ambos trabajen y tienen un salario ’normal’lo recomendable en la mayoría de los casos es realizar la declaración por separado ya que la reducción en la base imponible por tributación conjunta en caso de matrimonios es de 3.400 euros, mientras que el mínimo personal para una declaración individual es de 5.550 para cada uno. De esta manera, siempre será mejor optar por declaraciones individuales para reducir más la base imponible: los 11.100 euros que suman las reducciones de hacerla por separado.

Esperamos que estas operaciones citadas, os sirvan de ayuda a realizar los deberes del ejercicio 2019 de la mejor manera posible.

“La visión gubernamental de la economía puede resumirse en unas cortas frases: si se mueve, póngasele un impuesto. Si se sigue moviendo, regúlese, y si no se mueve más, otórguesele un subsidio.”

RONALD REAGAN

Presidente de los Estados Unidos entre 1981 y 1989 

Deja un comentario