Habitos no saludables

Hábitos no saludables que no nos dejan adelgazar

Publicado por

Millones de personas en todo el mundo que llevan años intentando adelgazar pero que, por unas causas o por otras, no lo consiguen.

La mayoría de las veces tiene que ver con las dietas que intentan llevar a cabo, pero en otros casos son factores poco conocidos los que boicotean nuestros procesos de adelgazamiento. Estos son los malos hábitos que cometemos sin querer y que no nos dejan perder peso.

Rellenar una botella de agua 

Algo que hacemos casi todos los humanos. Pero un estudio en 2011 reveló que el Bisfenol A presente en esas botellas de plástico está asociado a personas más obesas: es decir, la investigación determinó que quienes tenían más presencia de Bisfenol A en su orina eran más obesos que quienes tenían menor cantidad de esa sustancia.

No beber té verde

Otro error habitual en estos hábitos no saludables es no beber té verde: las catequinas que lo componen tienen propiedades antioxidantes, aceleran el metabolismo y la capacidad de quemar grasa del cuerpo. ¡El té verde es muy poderoso! Tanto como las grasas saludables que deben estar presentes en nuestra dieta: el aceite de oliva, el aguacate o pescados como el salmón, las sardinas o la caballa son ricos en ácidos grasos que nuestro cuerpo necesita para su funcionamiento y no siempre le damos.

FOTO PROPIEDAD DE PEXELS.COM

Malos hábitos adquiridos

Comer en casa algo saludable no quiere decir que no controlemos el tamaño de las raciones. Sin embargo, es algo que nos saltamos a menudo, comiendo más de lo que nuestro organismo necesita. Lo mismo sucede con el sueño: pocas veces nos paramos a pensar en lo importante que es descansar las horas suficientes, pero dormir bien ayuda a producir hormonas para quemar grasa, por lo que es recomendable no dormir menos de siete horas diarias.

Todo está relacionado en el cuerpo humano y dormir menos de la cuenta o rellenar botellas de agua también puede hacer que no adelgacemos.


También te puede interesar: Mejorar tu paciencia, mejorará tu vida


Un error habitual es no preguntar al camarero el contenido de un plato en un restaurante. Si lo hacemos, podemos intentar que los alimentos se cocinen de manera más o menos sana o pedir que pongan las salsas a un lado para consumirlas en su justa medida. Lo mismo sucede con la sal: pocas veces nos paramos a pensar la incidencia de añadir sodio a las comidas, pero diversos estudios lo han relacionado con un aumento de peso entre las personas que lo consumen en exceso.

Las bebidas azucaradas

Sin duda, uno de los grandes errores es no renunciar a las bebidas azucaradas. Los refrescos o las bebidas energéticas tienen una enorme cantidad de calorías y consumirlas habitualmente es una buena forma de no querer adelgazar. Lo mismo sucede con aperitivos y dulces: aunque compremos en el supermercado los que son light, eso solo significa que tienen un 30 por ciento menos de calorías de lo normal, pero siguen teniendo una enorme cantidad de azúcar.

La manera de comer

Otro de los hábitos no saludables que compartimos muchas personas es comer demasiado rápido: en muchos casos es por falta de tiempo, en otros porque estamos viendo algo en televisión y no prestamos atención a lo que comemos. Tampoco es bueno comer cualquier cosa entre horas: si queremos adelgazar, los especialistas recomiendan refugiarnos en un puñado de frutos secos ya que son alimentos sanos y saludables que nos saciarán en el momento.

La importancia del ejercicio

Salimos de trabajar después de muchas horas, llegamos a casa… y caemos muertos sobre el sofá. Pero después de una larga jornada delante del ordenador no hay nada peor que tumbarse, por lo que es evitar hacer deporte. Mientras algunos expertos recomiendan andar cada día un mínimo de 30 minutos a buen ritmo, otros se decantan por ir al gimnasio a hacer trabajo de pesas, ya que son muy buenos para adelgazar.

FOTO PROPIEDAD DE PEXELS.COM

También es muy importante llevar una dieta equilibrada y comer regularmente. No sirve de nada comer de manera puntual si nos vamos a atiborrar en la cena: repartir las calorías a lo largo del día es importante para poder perder peso. ¿Y qué es lo mejor para comer? Seguir la dieta mediterránea es el mejor consejo, porque tiene de todo y en su justa medida. Pero para perder peso lo mejor es apostar por alimentos ricos en proteína, ya que su ausencia en la dieta puede tirar por la borda cualquier intento por adelgazar.


También te puede interesar: Brócoli y coliflor, que nos aportan?


Los caprichos mejor con cautela

En ese mismo sentido, los expertos apuntan a que no debemos pasar hambre cuando hacemos dieta. Eso nos pone de mal humor y terminamos abandonado el plan de adelgazamiento, por lo que es bueno permitirse algún capricho de vez en cuando.

Hablando de caprichos, hay que tener cuidado con lo que tenemos en casa: si en cada habitación hay un paquete de dulces, lo terminaremos comiendo. Así que debemos vaciar la casa de tentaciones. Si te vas a dar un capricho, no hace falta tirar la casa por la ventana: el completo de hamburguesa, patatas fritas y refresco con azúcar tampoco es necesario.

Uno de los últimos hábitos no saludables que cometemos a menudo es olvidarnos de los cereales integrales: comemos demasiado pan blanco y cereales refinados, lo que no ayuda en nada a nuestro organismo. Tampoco ayuda el hecho de comer un exceso de alimentos procesados, por lo que deberíamos eliminar de nuestra dieta los embutidos, la comida rápida, los precocinados, etc.

Si a esto le unimos consejos básicos cómo no comer alimentos ultraprocesados, no ir a restaurantes del tipo buffet libre (si no hay restricciones covid-19) o cerrar la cocina a una determinada hora encontramos que cambiando algunos malos hábitos podemos conseguir adelgazar. Nadie dice que sea un proceso fácil, pero el resultado, tanto para nuestra salud como para el físico, lo merece!

Aquellos que piensan que no tienen tiempo para una alimentación saludable, tarde o temprano encontrarán tiempo para la enfermedad

edward stanley

Deja un comentario