Botellas

Cuidado con las botellas de plástico en el coche

Publicado por

Quien no lleva una botella de agua o refresco en el coche para combatir la sed en estas fechas, sobre todo con este calor insoportable. Cuidado con las botellas plástico en el coche, sabemos que es algo más que necesario para poder estar bien hidratados, pero debemos tener mucho cuidado con dejarla al sol horas y más horas. El calor y las altas temperaturas incrementan el desarrollo de bacterias y gérmenes. Al multiplicarse, lo más probable, si estás bebiendo de ella y la dejas en el coche, es que cualquier microorganismo que haya entrado en contacto con tu agua se reproducirá más rápidamente. Beber de ella podría crearte una infección y un buen dolor de estómago.

Pero hay un peligro mayor. ¿Acumulas botellas por el suelo del coche, por los asientos traseros o por el salpicadero? Seguro que a partir de ahora quieras limpiarlas y sacarlas de ahí. Atentos a este vídeo que te muestra que puede pasar:

Sí, puedes incendiar tu coche. Una botella de plástico hace un efecto lupa y podría causar una catástrofe dejándote sin tu querido coche

Parece imposible, pero como has visto, es bastante real. Durante el experimento rápidamente puedes darte cuenta de lo caliente que se pone el área donde se encontraba el recipiente. «Una botella de plástico llena de agua puede actuar como una lente que concentra la energía del sol en un solo punto».

Está claro que las condiciones tienen que ser las idóneas para que este hecho ocurra, lo que significa que la botella debe ser redondeada, llena de agua y la luz del sol pase a través de ella en un ángulo recto. «Con esas características puede superar los 400 grados», según se explica. No debes preocuparte si la botella está a medias o vacía, tienes el coche en movimiento o las lunas tintadas. Solo ocurrirá casi si se alinean los planetas y todos los factores coinciden.

Cuidado durante el viaje

Al viajar, debes llevar la botella en un sitio de fácil acceso, pero también donde vaya bien sujeta. De lo contrario puedes ser víctima del efecto elefante. Este se produce como resultado de las leyes de la física que hacen que un objeto lanzado a alta velocidad multiplique por mucho su peso en parado; y hace que un objeto suelto en el interior del habitáculo se convierta en un peligroso proyectil que pone en riesgo la seguridad de los ocupantes del vehículo en caso de accidente.

Vaya que sobre un frenazo brusco a 60 km/h, una botella que pesa un kilo tendría una fuerza equivalente a 60 kilos. Así que la recomendación pasa por llevarla siempre en un compartimento como la guantera o en el posavasos para evitar que se desplace.

Además del impacto que puede causar, una botella suelta en el habitáculo puede convertirse en un obstáculo que impida frenar en el momento necesario. 


– Relacionado: Exámenes de conducir en la nueva normalidad


«Una botella en el suelo, sobre todo si contiene agua, rueda con el movimiento y puede llegar hasta la posición del conductor e interferir en los pedales realizando un bloqueo y provocando un susto en el mejor de los casos, o la pérdida de control del vehículo en el peor».

Ojo que beber en marcha puede ser motivo de sanción. Hay que añadirlo a la lista de ¿me pueden multar por conducir con chanclas, sin camiseta o comiendo un bocadillo? La respuesta en todos los casos es la misma: aunque la acción en sí no está recogida de forma expresa en el Reglamento General de Circulación, si un agente considera que se pone en riesgo la seguridad vial sí puede sancionar el hecho de beber agua mientras se conduce con una multa de 80 euros. 

Al coger la botella, se quita una mano del volante y se aparta la vista de la carretera durante un tiempo aproximado de 4 segundos, lo que a una velocidad de 100 km/h supone recorrer 113 metros a ciegas.

Los bulos que corren de toda la vida…

Seguro que has escuchado alguna vez que si las dejas en el coche y luego la bebes puedes tener riesgo de sufrir cáncer. No es cierto, no hay ningún problema. Otro de los rumores que circulan es que las botellas de PVC producían dioxinas cuando se calentaba este tipo de plástico, que se suprimió por cuestiones medioambientales pero que necesitaría unos 200º para dar lugar a la emanación de dichos compuestos. Por lo que eso es otro engaño.

Si que es cierto que lleva un compuesto llamado bisfenol A que podría ser dañino para nuestro organismo. Es un producto químico utilizado para fabricar todo tipo de plásticos policarbonatos, latas de alimentos o bebidas, recibos de compras o extractos bancarios, CD’S, hasta los biberones. Su presencia en los productos que utilizamos a diario es tan común que un estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, según las siglas en inglés) informó que más del 90% de los estadounidenses tienen trazas en su organismo de esta sustancia. De todas formas, la Agencia Europea de Seguridad alimentaria asegura que el riesgo es muy bajo porque se libera en concentraciones mínimas.

De momento la inmortalidad solo la han conseguido, el plástico biodegradable y las prótesis que se llevan los muertos a las tumbas

MANUEL VICENT

Deja un comentario