¿Adelgazar? Fuera estos 4 alimentos a partir de las cuatro de la tarde

¿Adelgazar? Fuera estos 4 alimentos a partir de las cuatro de la tarde

Publicado por

Quitarse los que nos sobran no es fácil. Todo aquel que se ha sometido a un proceso de adelgazamiento en algún momento de su vida lo sabe. Una vez concienciados de que el viaje no será fácil, es el momento de tener claro cómo vamos a perder el peso que nos sobra para lucir el físico que siempre hemos soñado.

No hay que cometer el mismo error: buscar en internet cómo adelgazar y creer en las dietas milagro que nos prometen grandes beneficios en poco tiempo. La mayoría de esos planes de adelgazamiento no están supervisados por profesionales y un alto porcentaje de casos termina de la misma manera: pesando aún más que cuando se comenzó el proceso.

Un buen puñado de frutos secos cada día está indicado en cualquier plan de adelgazamiento por sus magníficas cualidades nutritivas.

Cuando se trata de adelgazar, hay que ponerse en manos de nutricionistas y expertos en alimentación que nos garantizan una preparación y unos conocimientos que nos ayudarán a perder peso con control y con garantía. Y entre los mejores consejos que podemos recibir están los de algunos alimentos que no debemos comer, sobre todo a determinadas horas.

Alimentos prohibidos

Saber qué comer y cuándo hacerlo es vital cuando se trata de someterse a un proceso de adelgazamiento. Ya te hablamos del mejor momento para comer algunos alimentos a lo largo del día, pero ahora vamos a hablar de lo contrario: de cuatro comidas que no deben ingerirse a partir de las cuatro de la tarde… si no queremos boicotear nuestro intento por perder peso.

Decantarse por alimentos sanos a la hora de comer entre horas es vital si queremos perder peso. Sobre todo si no son del todo saludables, en nuestro proceso de adelgazamiento: Como norma general, es mejor evitar los alimentos procesados ​​y los refinados. Además de tener un alto contenido de grasas saturadas, azúcar, sal, a menudo son bajos en nutrientes y están cargados de calorías, lo que nos dificulta controlar nuestro peso».

Nunca debemos tomar pan blanco a partir de las cuatro de la tarde. La razón es su alto índice glucémico (IG), un sistema que clasifica los alimentos que contienen carbohidratos y que revela que aquellos que tienen un IG alto pueden aumentar los niveles de azúcar e insulina. Además, el pan blanco tiene un bajo contenido en fibra, por lo que no sacia el apetito ni evita que comamos más.

El segundo alimento que debemos borrar de nuestra dieta después de las 16:00 horas es el helado. Se trata de un alimento que tiene mucho azúcar: «El helado es un alimento muy alto en carbohidratos, y comer muchos carbohidratos refinados provoca una acumulación de grasa abdominal». Es decir, boicoteamos nuestras propias ganas de adelgazar.

Otros snacks poco saludables

¿A quién no le apetece llegar a casa y abrirse un refresco o una cerveza con sus patatas fritas favoritas? Pues según la gran mayoría de los nutricionistas es una mala decisión. La razón es que los aperitivos salados, aunque son muy populares, tienen una alta cantidad de grasas saturadas, carbohidratos refinados y sal. Todo ello nos aporta muchas calorías y no nos deja adelgazar.

Desde rellenar las botellas de agua hasta comer demasiado rápido o pasar hambre: estos son los hábitos adquiridos que debemos abandonar cuanto antes para perder peso.

Un estudio que recoge «The Sun» revela que las personas que se comen un paquete diario de patatas fritas acumulan tanta grasa como si se bebieran cinco litros de aceite de cocina al año. Por eso, los aperitivos salados se han relacionado históricamente con el aumento de peso y los especialistas recomiendan sustituirlos por alimentos más sanos como los frutos secos o la fruta.

El cuarto y último alimento de esta lista de alimentos malditos a partir de las 16:00 horas es el chocolate con leche. Además de ser alto en azúcar y contener mucha grasa, también puede provocar problemas de sueño porque suele llevar cafeína. Es mucha mejor opción decidirse por el chocolate negro, ya que tiene una cantidad mucho menor tanto de azúcar como de grasa, además de otros beneficios para la salud derivados de sus antioxidantes naturales.

El exceso de carbohidratos y grasas saturadas puede frenar cualquier intento de adelgazar que estemos llevando a cabo. Cuando aprieta el hambre, es interesante probar aperitivos saludables y comerlos lentamente, en vez de devorar productos altos en calorías. Barritas de vegetales, dados de fruta, frutos secos o pan integral solo o con productos sanos como el aguacate son la mejor solución para llevarse a la boca y que la báscula no lo note.

Deja un comentario